sábado, diciembre 7, 2019
Home > De Interés > Pinta el mundo de naranja: Generación Igualdad se opone a la violación

Pinta el mundo de naranja: Generación Igualdad se opone a la violación

CONDENA LA VIOLACIÓN

Este año el Ayuntamiento de Ajofrín se suma a la Campaña ÚNETE de Naciones Unidas que a partir del 25 de noviembre de 2019 y durante los próximos dos años se centrará en la violación como forma específica de daño cometido contra las mujeres y las niñas, tanto en tiempos de paz como de guerra.

El próximo 25 de noviembre a las 19:00 se celebrará un pleno donde se leerá un manifiesto y se realizará una concentración en la puerta del consistorio. Para finalizar se iluminará la torre de la iglesia de color morado como se lleva realizando desde hace 5 años.

Las actividades de los 16 Días de activismo del sistema de las Naciones Unidas empezarán el 25 de noviembre con el siguiente tema mundial de 2019: Pinta el mundo de naranja: Generación Igualdad se opone a la violación.

La violación, como forma de violencia física muy específica contra las mujeres y las niñas, está arraigada en un complejo conjunto de creencias, poder y control patriarcales que continúa creando un entorno social en el que la violencia sexual está generalizada y normalizada. Dicha “cultura” se perpetúa con el uso de un lenguaje misógino, la cosificación de los cuerpos y la idealización de la violencia. Entre los comportamientos comúnmente asociados con la violación se incluyen la culpabilización de la víctima, la cosificación sexual, la trivialización de la violación, la negación de la violación como un acto generalizado o el hecho de no querer reconocer el daño que causa el acoso o las agresiones sexuales.

Si bien los nombres, las épocas y los contextos pueden variar según el lugar, la violación, la violencia sexual y el maltrato son fenómenos que afectan a mujeres y niñas de todo el mundo. Las cifras exactas de violaciones y agresiones sexuales son sumamente difíciles de confirmar como consecuencia de la osadía e impunidad con las que cuentan los agresores, el estigma que sufren las sobrevivientes en las comunidades y el silencio que sigue a la agresión. Además, la violencia sexual y la violación se han utilizado contra las mujeres y las niñas como herramienta intencional en algunos conflictos, como, por ejemplo, el de Bosnia y Herzegovina y el de Rwanda. En Myanmar, donde más de medio millón de rohinyás han huido del país, la violación y otras formas de violencia sexual se han utilizado como parte de los esfuerzos para desplazar a las poblaciones. En Siria, la violencia sexual se ha utilizado para sonsacar información a las mujeres, y para forzar la rendición de los hombres de sus familias.

A partir del 25 de noviembre de 2019 y durante los próximos dos años, los esfuerzos de la campaña ÚNETE se centrarán en resaltar el problema que ha sido identificado como uno de los principales retos en la prevención y la erradicación de la violación y el acoso sexual: la cuestión del consentimiento. Un estudio realizado en 27 universidades de los Estados Unidos en 2015 reveló que el 23 por ciento de las estudiantes universitarias había sido víctima de agresión sexual o conductas sexuales indebidas. Según indica una encuesta publicada en octubre de 2019, en 33 conocidas universidades cerca de una cuarta parte de las estudiantes afirman haber sido víctimas de tocamientos sexuales o penetración sin consentimiento desde que empezaron la universidad. La encuesta documenta la inquietante prevalencia de la violencia sexual en escuelas de prestigio públicas y privadas de los Estados Unidos.