viernes, julio 1, 2022
Home > Archivo Municipal > Pieza del mes. Enero 2022: Recopilación de Leyes de Felipe IV.

Pieza del mes. Enero 2022: Recopilación de Leyes de Felipe IV.

En esta sección vamos a elegir una foto al mes de nuestro Archivo Municipal, para dar a conocer el gran patrimonio documental que poseemos. Nuestra intención es digitalizarlo poco a poco, para que pueda acceder todo el mundo, no sólo historiadores o conocedores de la materia. Así pretendemos acercar todo el patrimonio a quien le pertenece y hacer partícipe al pueblo mismo de su propia historia.

En el mes de enero la pieza elegida es la «Recopilación de Leyes de estos reinos«, unos datos legislativos sobre la Monarquía Hispánica del Antiguo Régimen, que fue sancionado por primera vez en 1567, en el reinado de Felipe II (1556-1598), en el máximo apogeo del Imperio Hispánico. El llamado Siglo de Oro de las artes españolas irá acompañado de unas normas legislativas distintas para cada uno de los distintos reinos en los que se dividía la Península y sus colonias. Para Castilla y las Indias Occidentales los juristas y economistas publicaron la «Nueva Recopilación de Leyes de Castilla». Distintas leyes imperara en Aragón y sus colonias mediterráneas y para los territorios forales del reino de Navarra.

Estos tres libros están impresos en 1640, durante el reinado de Felipe IV (1621-1665), una de las épocas más oscuras de la historia española. La gente vive en una crisis continúa y los monarcas dejan sus funciones a los llamados válidos, una especie de funcionarios plenipotenciarios. En la época de Felipe IV destacan el Conde-duque de Olivares y su sobrino, Luis de Haro.

La economía de la época se basaba en la agricultura y la ganadería. Pues las reservas de oro y otros metales preciosos que venían del continente americano eran dilapidadas en guerras con un Imperio en descomposición. Muestra de ello es la Guerra de los 30 Años y los Acuerdos de paz de Wetsfalia en 1648 y de los Pirineos en 1659, que mostraban el poderío de nuestro vecino, Francia.

Este corpus legislativo y económico se divide en tres grandes volúmenes, editados en Madrid, el I y el III por Catalina del Barrio y Angulo y el II por Diego Díaz de la Carrera. Con la participación de juristas reconocidos de las Reales Chancillerías o Audiencias de Granada y Valladolid, como Bartolomé de Atienza, López de Arrieta o Francisco Suárez, tan importantes para la historia del derecho como para la historia misma.

Un ejemplo de la labor de estos juristas es una obra que revoluciono el urbanismo, «Relaciones topográficas de los pueblos de España«, obra de siete volúmenes, que no se pudo realizar, pero que sirvió de referente para el nuevo urbanismo que se llevará a cabo en América y para llevar una legión de cartógrafos y geógrafos, con artistas de renombre, para urbanizar las nuevas ciudades del Imperio.

Los tres tomos están cubiertos del pergamino de la época, en buenas condiciones y en espera de ser digitalizados para que sean de acceso público. En ellos se puede conocer datos tan curiosos como el derecho que mantenían ciertos gremios (clero y farmacéuticos) a mantener mancebas como sirvientas, el oficio de verdugo o las alcabalas que se debían de pagar, entre otras muchas cosas de interés.

En fin, un mundo apasionante para los historiadores y demás gente apasionada de nuestro pasado. Donde se puede observar cuan rígido era todavía la sociedad del siglo XVII en España y como seguía perfectamente las reglas del Antiguo Régimen, que en nuestro país no sería destruido hasta principios del siglo XIX.