jueves, octubre 1, 2020
Home > Turismo > CÁRCEL VISIGODA

CÁRCEL VISIGODA

La Cárcel Visigoda es denominada Casa fuerte (s.XII) aunque conocida popularmente como la Cárcel Visigoda; se encuentra ubicada en el centro de la villa, en la calle Campoamor. El recinto es privado y se puede visitar durante los fines de semana.

Incrustados en sus muros hay tres lapidas sepulcrales romanas. En las paredes aún puede verse los grilletes de los presos. Tiene reconstrucciones de época árabe y cristiana. Es el el 1409, el cabildo de la Catedral de Toledo, decide que se utilice como cárcel.

Es una sencilla construcción de planta rectangular con torres cuadradas en sus esquinas, unidas por lienzos sin aberturas ni coronamiento. 

Existe un paso de ronda en la fachada principal. Se conservan dos torreones construidos con mampostería y sillares en las esquinas. La puerta es de pequeñas proporciones y está adintelada con una estela funeraria tardoromana acompañada de otros restos contemporáneos a la pieza del dintel. Podría fecharse según algunos autores en la segunda mitad del siglo XII. 

Quizás tuviera su origen en una atalaya en el camino hacia el puerto de Los Yébenes que ampliaría Munio Alfonso y sus descendientes señores de Ajofrín. En 1409 el cabildo de la Catedral, el nuevo señor de la villa, utilizó el edifico como cárcel.

El conjunto está en buen estado de conservación gracias a la dedicación incansable de su propietario y el duro trabajo que la rehabilitación conlleva. 

Vistas de la Torre de la Iglesia desde la Torre de la cárcel
Torre restaurada de la Cárcel Visigoda
Cadenas y vestigios utilizados
Materiales utilizados durante su funcionamiento 
Interior patio de la Cárcel Visigoda.